Blogia
cubayacabe

Con buen color el vino de la Copa Cuba

Con buen color el vino de la Copa Cuba
ABELARDO OVIEDO
Foto: JOSÉ R. ROBLEDA
 
Aunque recién empiezan el ajetreo competitivo, varios resultados y actuaciones confirieron algunas atmósferas a la Copa Cuba de atletismo.
La lanzadora de martillo Yunaika Crawford, logró una distancia de 71,92 metros en la jornada de clausura del evento y, además de revalidar el titulo nacional, resultó la figura más refulgente del clásico que tuvo como escenario al Estadio Panamericano.
La cifra que transportó a la medallista de bronce en Atenas  a la cima es superior a la del año anterior: 69,30 metros. Entonces, su frecuencia de lanzamiento fue de 64,17; 67,63; 67,49 y 66,79. Ahora abrió con el fortísimo disparo y luego añadió un quehacer de 69,72; 67,38; 71,22; 71,34; 67,22 metros.
Con ese rendimiento la capitalina clasifica entre las primeras de su especialidad en este principio de temporada al aire libre y quedó a sólo 45 centímetros de la plusmarca de la cita anual que ostenta Yipsi Moreno.
A propósito, se esperaba que en el duelo sobresaliera Moreno, subcampeona mundial y titular del Grand Prix Final del 2005. Las apreciaciones ese sentido fueron correctas, porque la camagüeyana buscó hasta el último momento de la competencia superar la barrera impuesta por la morenita de ojos achinados, 75 kilogramos de peso y 1,60 m de talla.
Pero no lo consiguió no obstante llegar a 70,01 y 70,73 en las dos últimas comparecencias.
El tercer escaño fue para Arasay Tondique (VCL-67,45). Esta es la segunda ocasión consecutiva que la ex juvenil inicia la temporada con un rendimiento notable. En el 2005 fue de 66,15 metros.
Aunque las dos entrenan con Eladio Hernández, Crawford abrió un duelo con la campeona mundial en Edmonton y París; y es lógico que durante la controversia de la III Olimpiada del Deporte Cubano ambas sobrepasen la intacta cota de la Copa Cuba.
El jabalinista Guilllermo Martínez fue el más sobresaliente de todos los concursantes, pues en un duelo con el pinareño Emeterio González, titular defensor, logró que su dardo cayera a 83,83 metros y, así, destrozar la marca de 82,77 metros.
Ese rendimiento del camagüeyano es trascendente pues uno similar le propiciará el primer escaño en la venidera lid de Centroamérica y el Caribe de Cartagena de Indias y en los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro. Además, el también lo hubiese transportado a la ronda final de los Juegos Olímpicos de Sydney y Atenas.
Martínez y su DT Miguel Bernal, deben estar muy satisfechos. El alcance significa la segunda mejor en la carrera del joven. Las anteriores fueron 84,06 el pasado año en Bilbao, España.
El técnico apuntó: “Aún es joven. Si mejor algunos detalles técnicos, logrará entre 85 y 87 metros al final de la campaña. En los Juegos Olímpicos d Beijing será un lanzador de 90 metros”.
En el escaño tres se ubicó el guantanamero Máximo Rigondeaux con 73,51 metros.
Aunque no borró los dígitos para la cita en salto triple, el avileño Yoandri Betanzos logró un resultado apreciable. En su cuarto intento se adjudicó 17,29 metros para cortar las aspiraciones de Alexis Copello (SCU-17,21) y al veterano Yoelbis Quesada (SSP-16,38).
Yunmisleidi Cumbá confirmó que el quehacer en el campeonato mundial en pista cubierta de Moscú fue un incidente normal y útil. Regresó al rendimiento de alta estima con 19,52 m, siete centímetros menos que el obtenido en los Juegos Olímpicos de Atenas y que le propició el título en la máxima cita deportiva cuatrienal.
Ese fue el tercer mejor quehacer de la guantanamera en su vida. La anteriores fueron 19,97 en el Campeonato Iberoamericano de Huelva, España, en el verano del 2004, y el 19,59 conseguido en la capital helénica.
 La escoltaron Mailín Vargas (GRA-17,37) y Leanna Osorio (SCU-14,24).
Con un registro de 8,11 metros en el primer intento, Ibrahim Camejo dominó la prueba de salto de longitud. El jovencito oriundo de la Isla de la Juventud, ocupó el tercer escaño en la pasada versión con un salto alcance de 7,75 metros, pero esta vez creció de manera sustancial, pues con el nuevo palmarés podría haber figurado en las finales olímpicas de Sydney, en el año 2000, y Atenas, hace casi dos años, porque en esas lides se les exigió, respectivamente, 8,05 y 8,00 metros a los competidores,  para acceder al último tramo de las controversia. También con un salto de esa naturaleza podrá liderar en los venideros Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia.
Camejo empezó la disputa con un resultado de 7,81 metros y luego consiguió 8,07 y 8,11.Luego renunció a los últimos tres intentos. Así, los analistas confirmaron que el jovencito es capaz de mantener la estabilidad sobre la apreciada distancia, pues en las lides de confrontación celebradas el pasado mes se adjudicó resultados similares. Su mejor quehacer en la campaña es de 8,34 metros.  Los puestos dos y tres fueron para Wilfredo Martínez (CHA-8,01) y Reinier Reyes (CHA-7,56).
Todos los presentes en la instalación próxima al reparto Camilo Cienfuegos de la Habana del Este, esperaban una plusmarca para la cita en el sector femenino. Pero Yargelis Savigne, la candidata más fuerte para lograrlo, tuvo caídas de baja calidad en el tanque y sólo obtuvo 6,56 metros. La primacía , 6,72 m, continúa en poder de la capitalina Lissette Cusa. Los restantes escaños los ocuparon Yudelkis Fernández (CAM-6,40) y Yipsi Portillo (GTM-5,89).
El nuevo encuentro entre las jabalinsitas Osleydis Menéndez (Matanzas) y Sonia Biset (Santiagod e Cuba) debió ser más relevante. Pero la estrategia de los DT frustraron, tal vez, presenciar mayor espectacularidad. La titular en Atenas y en la cita ecuménica de Helsinki, Finlandia, empleó de nuevo una carrera de impulso de solamente cinco pasos. Triunfo Osleydis con 64,13.Sonia 59,92.El  tercer lugar correspondió a la habanera María Álvarez con 58,11 metros. En la pasada versión la matancera logró 64,23 metros y  Biset 59,48.
Miguel Bernal, DT de la santiaguera señaló: Miguel Bernal, DT de la santiaguera señaló: “Esta parte de la preparación define poco lo que ella conseguirá en la temporada. Tenemos planificado 67 metros, porque acusa mayor seguridad. Esa era una asignatura pendiente.
“Osleydis tiene otra vez parámetros buenísimos. Debe lanzar por encima de los 70 metros. Si Sonia hubiese lanzado cerca de los 64, la respuesta de ella ocuparía la atención de todos los especialistas del mundo, porque su réplica advertiría la llegada de los 75 metros en esta campaña.”
De nuevo el escándalo de la justa surgió en salto de altura para hombres. Al igual que en el 2005 Víctor Moya y su entrenador fueron desmesurados. Luego de pasar los 2,29 metros, el santiaguero sobrepasó los 2,31 metros. Boquiabiertos se quedaron todos los aficionados cuando observaron que los jueces pusieron una altura de 2,37 metros.
Moya falló los dos intentos, pero se tituló. No obstante la discusión en torno de ese proceder trascendió. Unos lo defendieron argumentando que así el muchacho  podía mejorar en dos centímetros su mejor marca personal. Otros fueron más severos y sentenciaron que en la competencia se debe ser ambicioso y calculador, pero debe quedar distante de la postura de jugador pegado a la ruleta o a otra mesa de juego. En segundo lugar: Erasmo Jara (ARG-2,15), Osvaldo Hernández (MAT-2,15) Raúl Touset (GTM-2,15).
Daímí Pernía despejó las dudas sobre su fortaleza para batir a sus rivales en la final de los 400 metros con vallas. Fue la primera de la carrera desde sus inicios. Rubricó un crono de 58,00  y relegó a Dayanis Lara (CHA-59,58) y Yadisleidis Pedroso (CHA-59,82).
Este triunfo le propicia confianza para regresar a la senda  dorada, pero antes deberá liderar en la III Olimpiada del Deporte Cubano y en el torneo internacional Memorial Barrientos. Si consigue hacer 55 segundos antes de viajar para la gira de preparación por Europa, figurará entre las favoritas para ganar en los venideros Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia.
La tensión antes de salir de los bloques de arrancadas fue el enemigo más severo para los asistentes a la final de los 110 metros con vallas. Ese estado les impidió, a mi modo de ver, ejecutar una carrera más veloz. Dayron Rbles (GTM-13,70) superó a Joel Hernández (VCL-13,90) y a Yunier Hernández (14,39). Esos resultados dejaron sedientos a sus seguidores que esperaban un crono cercano a los 13,30 segundos.
Todavía es temprano para vaticinar el resultado del deporte rey cubano en los Centrocaribe. Pero como la entidad regional estipula que esa cita será clasificatoria para integrar el equipo América 2 para la Copa deL Mundo de Atenas, Grecia, la participación de atletas elites será mayor.
A mi modo de ver Cuba dominará las lides de salto y lanzamiento en las dos clasificaciones, pero en los eventos de pista será de otra manera. Solamente tienen cronos aceptables los muchachos y muchachas de las vallas cortas. Los pertenecientes a los otros eventos deberán mejorar sus tiempos. De lo contrario, estarán condenados a mirar la espalda de sus rivales durante la llega a la línea de sentencia.
 
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres