Blogia
cubayacabe

El deporte rey debe acercarse a cero

El deporte rey debe acercarse a cero ABELARDO OVIEDO

Aunque parezca una metáfora, el deporte rey debe acercarse a CERO. No se trata de que desaparezca del programa de las justas multideportiva como los Juegos Olímpicos, sino de provocar en los atletas mayores motivaciones.
Cualesquiera de los astros que hoy son vitoreados en los estadios de diversas latitudes del planeta sienten motivación por ser campeones olímpicos, europeos, panamericanos, asiáticos, africanos. Pero muestran escepticismo cuando valoran el techo de sus respectivas especialidades.
En la década de los 80 y 90 se produjeron, en diferentes eventos, rendimientos considerados de extraterrestres y cuando estos jóvenes los valoran, se percatan de que tal vez se despedirán de la afición sin conseguir tan siquiera acercarse a ellos, no obstante existir en la actualidad un mayor desarrollo científico técnico en la metodología del entrenamiento.
Uno de esos escollos es en el heptalón. La estadounidense Jackie Joyner-Kersee posee el primado con 7 mil 291 unidades desde el 24 de agosto de 1988. Se lo adjudicó en la capital sudcoreana.
La nueva revelación de la especialidad es la sueca Carolina Kluff quien logró en el IX Campeonato Mundial de París 7 mil un punto. Ella es la tercera atleta que sobrepasa esa barrera. En Atlanta la sirilankés Shouaa Ghada quedó a veintiuna unidades de ese palmarés (6 mil 780). En la capital de Nueva Gales del Sur, la nueva monarca de la prueba fue la británica Dense Lewis con 6mil 584 unidades.
Kluft batió su marca personal en cada una de las siete pruebas.
La historia en los 100 metros con vallas es algo similar. La búlgara Yordanka Donkova detuvo los relojes en 12, 91 durante una cita celebrada el 20 de agosto de 1988. Obstaculistas de Estados Unidos, Alemania, Rusia, y de otras naciones con altas posibilidades técnicas y físicas, han planificado sobrepasar esa barrera y han marchado al retiro sin poder vulnerarla.
Los mejores cronos logrados en 400 metros por la francesa Maria Jose Perec, Ana Fidelia Quirot (Cuba) y Cathy Freeman, reinas en las citas cumbres, distan del límite impuesto por la germana Marita Koch (47,64) en Canberra, Australia, el 6 de octubre de 1985. Y parece que a la nueva hornada de especialistas, como Ana Gabriela Guevara, también les costará trabajo sobrepasar esa cota.
Al mejor quehacer en 800 metros de la antillana Quirot, Svetlana Masterkova (RUS) y María Mutola (MOZ), por citar sólo a algunas, le sucede algo similar con la marca de la checoslovaca Jarmila Kratochvilova. Ese tiempo de 1:53.28 es una rúbrica de ribetes muy altos para cualesquiera de las notables de ayer, y de hoy, en esa distancia.
La rusa Galina Chistyakova clavó sus zapatos pinchos a una distancia de 7,53 metros en el tanque de salto ubicado en el estadio de Leningrado el 11 de junio de 1988. Joyner-Keerse llegó hasta 7,40 el 29 de octubre de ese año. Las dos observaron la competencia de su especialidad desde las gradas del estadio parisino Saint Dennis. Ambas, sospecho, están seguras de que serán el uno-dos del planeta hasta bien avanzada esta centuria.
Algunos varones dueños de “plusmarcas universales galácticas” están en activo. Maurice Greene (EUA-100m-9,79-Grecia ’99), Wilson Kipketer (DEN-800m-1:41.11-Colonia ‘97), Jonathan Edwards (GBR-salto triple-18,29-Gotemburgo ’95). Ninguno de ellos ha vuelto a aproximarse a esos resultados. Jonathan Edwards (GBR-salto triple-18,29-Gotemburgo ’95) se despidió en París hace unas semanas. Él también se incluye en el listado de los que llegaron y no volvieron al resultado espeluznante.
Al dominicano Félix Sánchez le encanta que le llamen Superman. Para obtener ese mote en toda su dimensión, deberá quebrar la supremacía (46,78) del estadounidense Kevin Young en 400 con vallas durante aquella jornada olímpica de Barcelona ‘92.
Entonces sí Quisqueya estará despierta un mes, y a ritmo del mejor merengue, porque su astro habrá destrozado un imposible
Muchísimos nuevos ases han querido seguir, y vencer, la ruta de gigantes retirados de las altas competiciones. Pero siguen incólumnes en los libros de récords los nombres de Michael Johnson (EUA-200m-19,32-Atlanta ’96), Johnson (400-43,18-Sevilla ’99),Mike Powell (EUA-salto de longitud-8,95-tokio `91), y Juerguen Shultz (ALE-lanzamiento del disco-74,08- Neubranderburgo ‘86).
Estamos en otro milenio de la civilización. Ya se celebraron los primeros como Juegos Olímpicos de la actual centuria. La Federación Internacional de Atletismo podría decir NO a plusmarcas de esa naturaleza. Empezar de nuevo significará que los aficionados se identifiquen más con los resultados, pues ellos estarían mas cercanos al ser humano.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres