Blogia
cubayacabe

Los sueños y las razones de Allen Jemmott

Los sueños y las razones de Allen Jemmott  ABELARDO OVIEDO

Foto JOSÉ R. ROBLEDA 

Se desplaza como una exhalación sobre la cancha de baloncesto cuando interviene en los contraataques. Regresa a proteger su cesta y su actitud disminuye la concentración del rival. Los aficionados presentes en cualquier escenario se preguntan quién es  porque, aunque juega como defensa atacador titular en la selección nacional, ahora es mayor el protagonismo de Allen Jemmott en los encuentros.

Muy pocos dudan de que el equipo de Matanzas, su provincia, avanza en la temporada del país debido a la consistencia de sus habilidades en cada jornada competitiva.El capitán de la selección nacional asistirá en breve a una encrucijada importante. A diferencia de otras, esta  temporada es más dura pues  en cada uno de los torneos de ella los concursantes tendrán que buscar su inclusión en el siguiente.

El torneo del Caribe, del 8 al 18 de junio será el primero y  ofrecerá tres plazas para el Centrobasket de Panamá. La  cita del Istmo conferirá tres plazas para los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, y cuatro  para el preolímpico Copa de las Américas. Los siete primeros de la clasificación general en la capital panameña asistirán al torneo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Cartagena de Indias, Colombia, en julio próximo.Allen sabe que ante una exigencia de esa naturaleza, el imperativo es ganar, o clasificar, porque un desliz implicaría terminar la incursión internacional.

Él confía en pasar todos los tamices con el rendimiento planteado deseado: discutir la medalla de oro en la justa del Caribe y figurar entre los tres primeros en las restantes competencias.En un diálogo explicó las razones de su proyección: “Todos sabemos que debemos tener una entrega total en cada fecha, porque en una trayectoria de esa naturaleza los errores se pagan caro”.

“Revalidar el título en el torneo del Caribe no es un capricho, pues nuestra preparación física y síquica es adecuada para el empeño. Jamaica es la sede y por eso su conjunto jugará mucho mejor que en Santiago de Cuba en el 2004, pero un anfitrión tiene ventaja cuando el visitante muestra inconsistencia en los momentos importantes”, argumentó el matancero oriundo del municipio Pedro Betancourt.

“Ocupar uno de los tres primeros lugares en el Centrobasket de Panamá, precisó Allen, tampoco es una ilusión, sino un pronóstico adecuado. Ese torneo es fuerte, pero yo considero que una meta nunca es inalcanzable. Allí debemos ejecutar una defensa eficaz; y tener buena concepción del juego de equipo, especialmente ante Puerto Rico, República Dominicana y los anfitriones”.

“Ninguno de los que integramos la preselección ha comparecido a unos Juegos Centroamericanos. Debutaremos en Colombia. No obstante, en esa cancha dejaremos una buena impresión,”apuntó.

“Los baloncestistas cubanos, aseveró, nos aproximamos a un todo o nada. Enfrentaremos a rivales de cierto nivel con no mucho fogueo internacional. Pero no debemos rendirnos, sino  sobrepasar los desafíos y vencer las urgencias que nos propone la vida”.

El baloncesto cubano tuvo una época de oro por los años 70. En la década de los años 90 también brilló en el contexto internacional. Luego palideció. Ahora podrían abrir un paréntesis similar. La afición recibirá ese regalo con beneplácito, pues lo desea fervientemente.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres